Abogado Mostoles

Una aproximación al tema de los accidentes laborales en España

Accidentes laborales en España

Marta Pérez accidentes laborales en EspañaAntes de profundizar en la regulación y el tratamiento de los accidentes laborales en nuestro país, hay que tener claro a qué nos referimos cuando hablamos de un accidente laboral. Los accidentes laborales o de trabajo son aquellos que el trabajador sufre en el transcurso de su jornada laboral, incluyéndose también los que suceden en el trayecto hacia el puesto de trabajo desde casa o bien a la inversa. Por lo tanto, todos aquellos accidentes que se den en estas circunstancias, serán considerados accidentes laborales en España.

La legislación otorga a este tipo de accidentes un régimen de seguridad jurídica muy elevado para conseguir con ello una fuerte regulación al ser una materia que afecta directamente la salud y la integridad física de los que desempeñan un trabajo por cuenta ajena. Así, para que el accidente se enmarque dentro de esta regulación es necesario que se cumplan las siguientes características:

  • El accidente debe dar como resultado una lesión corporal y la misma puede ser tanto física como psíquica.
  • El accidente debe estar provocado como consecuencia del trabajo, es decir, éste debe tener lugar en el transcurso del desarrollo de la prestación que el trabajador hace en favor del empresario.
  • Que el trabajador que lo sufra sea un trabajador por cuenta ajena, es decir, que mantenga una relación laboral con un empresario al que presta sus servicios y está vinculado a través de un contrato laboral.

Accidentes que quedan excluidos de esta materia

No todos los accidentes que ocurren en el puesto de trabajo entran dentro de la consideración de accidentes laborales. Y dada esta consideración, por eso es tan importante si se sufre un accidente en el puesto de trabajo, acudir cuanto antes a un abogado laboral para conocer ante qué tipo de accidente nos encontramos y poder actuar en consecuencia.

Quedan excluidos de la consideración de accidentes de trabajo los que sucedan como consecuencia de la imprudencia temeraria del trabajador, aquellos que se ocasionen debido a la fuerza mayor, los derivados del dolo del trabajador o el accidentado, es decir, cuando se busca el accidente con el fin de obtener alguna de las prestaciones contempladas, y por último se excluyen aquellos accidentes que estén derivados de la actuación de otra persona.accidentes laborales en España

Si el accidente sucede dentro del marco de alguno de estos supuestos, no tendrá en ningún caso la consideración de accidente laboral y en consecuencia no se podrá reclamar prestación alguna por la persona que lo haya sufrido. Sin embargo, y pese a que la ley enumera dichos supuestos, siempre es aconsejable acudir a un experto especialista en la materia para que exponga las posibilidades de tener acceso a la prestación, ya que como todo en derecho, lo importante siempre es la prueba.

Motivos de los accidentes laborales

Un accidente de trabajo puede suceder por motivos muy diversos aunque generalmente se distingue una clasificación según haya ocurrido por causas humanas o mecánicas. La conducta humana es en mayor medida la causa de accidentes laborales. De igual modo, muchas veces las causas mecánicas también derivan de una causa humana, por ejemplo de un mal montaje de una máquina.

La Organización Internacional del Trabajo reconoce (OIT) enmarca las causas de los accidentes laborales en cuatro grupos:

  • Actos inseguros: Estos accidentes derivan de una conducta negligente por parte de una persona, es decir, un acto que se consideraría seguro se convierte en inseguro por la intervención del hombre. Un ejemplo de éstos es distraer a una persona que está realizando un trabajo.
  • Condición insegura: Esta causa está ligada directamente con el objeto de trabajo que provoca el accidente, como por ejemplo, una mala iluminación en el puesto de trabajo.
  • Causas personales: dentro de este grupo se engloban la mayoría de accidentes laborales y son aquellas causas que derivan directamente de la conducta humana. Un ejemplo de causas personal es el desconocimiento en el trabajo que se está realizando.
  • Medio ambiente: También en este último grupo se encuentran las causas humanas pero esta vez son las que se refieren al entorno y actúan como condicionante en el trabajador. Un ejemplo de estas causas ambientales son los problemas de salud del trabajador.

accidentes-laborales-en-España-somos-especialistas

Uno de los motivos principales que hay que tener en cuenta a la hora de explicar las causas de los accidentes laborales es la seguridad. La falta de seguridad tanto en los actos como en las herramientas y lugar de trabajo son las causantes del mayor número de accidentes en el ámbito laboral. Así, hechos como llevar una ropa de trabajo inadecuada o que la iluminación y la acústica del sitio de trabajo no sean las deseadas, son factores que condicionan el riesgo de sufrir accidentes laborales en España.

Estadísticas y datos de los accidentes en el trabajo

Pese a la fuerte regulación que existe, es inevitable casi con frecuencia diaria ver accidentes laborales en las noticias. Lo que pretende la regulación de esta materia es disminuir al máximo los accidentes laborales en nuestro país y por ello existen multitud de normativas sobre seguridad en el trabajo. La normativa tiene como finalidad reducir al máximo el número de accidentes y hace especial hincapié en las medidas de seguridad que deben estar presentes.

En los últimos años y pese a que las medidas de seguridad se han incrementado en materia de trabajo, lo cierto es que el número de accidentes lejos de disminuir, ha aumentado. Los accidentes laborales en 2015, han crecido considerablemente, tanto los que han supuesto una baja laboral como los que han acabado con la muerte del trabajador. La causa principal de este aumento en la mortalidad ha sido desencadenada por los infartos y los derrames cerebrales.

Si comparamos estos alarmantes datos con los accidentes laborales 2007, la cifra se mantiene más o menos estable. Los accidentes laborales en los últimos años no han descendido a pesar del incremento en las medidas de seguridad y en una política de sanciones mucho más estricta. Parece que no hemos conseguido tomar conciencia de que muchos de estos sucesos pueden evitarse si los encargados de la seguridad actúan de manera correcta.

Las reclamaciones en materia de accidentes laborales en España

El hecho de sufrir un accidente laboral otorga al trabajador el derecho de reclamar una indemnización por daños y perjuicios. Esta reclamación se debe efectuar contra la empresa y pretende compensar la falta de seguridad o de adopción de las medidas necesarias que casi con toda seguridad hubieran evitado dicho accidente. El proceso para reclamar esta indemnización es bastante largo y complejo, por eso es imprescindible ponerse en manos de un abogado especialista.

La consecuencia del accidente también determinara la indemnización que pueda reclamarse. El abogado sabrá como negociar la indemnización así como los plazos en los que ésta se puede solicitar. De igual modo, será la persona que actúe salvaguardando los intereses del trabajador lesionado y velará porque la indemnización que finalmente se consiga compense los daños sufridos.

El año pasado asistí a un cliente en materia de reclamaciones por un accidente laboral y, hasta hoy, ha sido uno de los casos en los que he conseguido mayor éxito. Pedro M.L trabajaba para una empresa encargada de la rehabilitación de edificios. Llevaba más de 10 años en ella y hasta el 12 de mayo de 2012 no había sufrido ningún accidente desempeñando sus funciones. Ese día estaba trabajando en la rehabilitación de una fachada, subido en un andamio, y a uno de sus compañeros se le cayó una pieza de hormigón con el fatal desenlace de caer encima del pie de Pedro.

Como consecuencia de dicha lesión, Pedro sufrió una rotura en el hueso metatarsiano con desplazamiento en su pie derecho. Requirió de cirugía para su curación, lo que le mantuvo ingresado 8 días en el hospital y 391 días restantes impeditivos. Debido a la lesión, actualmente Pedro tiene secuelas en el movimiento del pie, las cuales han hecho que esté incapacitado permanente para realizar trabajos en la construcción.

Cuando iniciamos el proceso de la reclamación, la empresa de Pedro contaba con un seguro con coberturas en materia de accidentes pero no estaba vigente en ese momento ya que la póliza no había sido pagada. Iniciamos las correspondientes acciones judiciales. Rápidamente puse en conocimiento del Juzgado que la empresa no contaba con este seguro obligatorio en el sector de la construcción y además acreditamos que el accidente fue consecuencia del no cumplimiento de la normativa de riesgos laborales, hecho del que era conocedor el jefe de Pedro, por lo tanto negligente en la actuación.

Finalmente el Juzgado dictó sentencia, estableciendo la indemnización por daños y perjuicios en 96.545€. Es un hecho que esta cantidad de dinero no compensa a Pedro el hecho de tener secuelas en el pie y todo el sufrimiento pasado durante más de un año, pero sirve para por lo menos hacer justicia ante la negligencia de un empresario en su deber de garantizar la seguridad en el ambiente laboral de sus trabajadores.

Marta Pérez Fernández

Marta Pérez Fernández

Licenciarse en Derecho significó para Marta Pérez Fernandez el inicio de una carrera imparable. Actualmente trabaja sobre todo en casos de Derecho de familia y Sucesiones, aunque posee una amplia experiencia en otras ramas del derecho como el Derecho Laboral,también el Civil-Mercantil.

Su carácter le ha convertido en una gran profesional conocida por su alta implicación en cada caso.
Marta Pérez Fernández

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *